Rosquillas de nata de mi madre

Ingredientes:  -800 gramos de harina de trigo. -4 huevos. -un vaso de nata líquida. -10 cucharadas de azúcar (o 12, para los muy golos@s). -dos sobres de levadura. -azúcar y canela para el rebozado final (opcional). Modus cocinandi: -Se baten los huevos y se añaden el resto de ingredientes. -Se amasa todo hasta formar una…

Senlis, la cofradía de los montadores de nata y un hara-kiri

La ciudad francesa de Senlis se encuentra en la región norteña de Picardía (departamento de Oise), a unos cuarenta kilómetros de París. Tiene: una catedral, una abadía, restos de un anfiteatro romano, una plaza con nombre de rey navarro, una casa natal de un gran pintor, una estatua de un ciervo, una estatua de la…

El ruibarbo no es un pez

  El ruibarbo no es un pez grandote, como pensé la primera vez que escuché esta palabra. Fue en la cantina del primer instituto francés donde aterricé, hace ya casi diez años, en calidad de asistente extranjera de conversación. Mmmmm, exclamó la profesora de español que ejercía de tutora conmigo, ¡hoy de postre tenemos tartaletas…

La “Maison de la Poutine” en París

La Maison de la Poutine en París no es lo que algunos pillines podrían pensar. Se trata de un restaurante de comida rápida donde el plato único es la especialidad de la provincia francófona del Québec en Canadá: la poutine. Hace dos años, todo indicaba que Eme y yo íbamos a probarla in situ, pero…

Buñuelos de calabacín dulce de la abuela Benita

Más que una receta, traigo un conjuro. Encantamiento trasmitido de generación en generación por las brujitas de mi familia del norte. Yo la recibo de mi abuela paterna, Benita, que vive en El Bierzo a orillas del río Boeza, afluente del gallego Sil. Cuando digo la recibo, quiero decir consigo sacársela por entregas, sin nada que…

Mermelada de ciruelas claudias

Un verano sin tormentas de verano no es verano. Y no hay nada mejor que hacer en esas tardes estivales pasadas por agua que preparar una buena mermelada casera. Porque vendrá el invierno. Pero no nos pillará sin reservas de dulzura. En agosto de 2017, la hice de moras silvestres, recogidas con estas manitas (hubieran…