Guancheando (vol. 2)

Creo que nunca había probado la fula de altura. Tuve que pedirle varias veces a la camarera que me recordara el nombre y, aun así, ahora he debido googlearlo para contarlo correctamente aquí: casi escribo “lufa” de altura. Con los nombres de los pescados ya se sabe: pocas cosas hay más variables en un mismo…